A un año de cumplir los 40 y hallándome en honda reflexión sobre mi pasado y mi futuro, preguntándome sobre si he plantado un árbol, he escrito un libro, y he tenido un hijo ( a lo que debería que responder con tres síes .. quien lo iva a decir!) me asalta la nostalgia de aquellos momentos que ya nunca más volverán.

Es por ello, fijate, que inauguro nueva sección, que ya tenía en un antiguo blog compartido y que abandoné por excedernos de los límites previamente impuestos, en la que mostraré fragmentos de la vida que compartimos los de treinta y tantos.

No encuentro mejor modo de empezar esta sección que el obligado recuerdo del programa «Un globo, dos globos, tres globos» uno de los primeros en acceder a nuestros tiernos cerebelos. Disponeis de una pequeña ficha informativa en teacuerdas.com .

 

Comments

Leave a Reply