El horario se tiene que cumplir so pena de sanción laboral.

Héctor, nuestro primer diseñador y magnífica persona, llegaba tarde, no habia avisado que ese debía hacer una gestión hasta media hora antes de volver a la oficina.

La directiva acordó unánimamente tomar medidas disciplinarias y se le informó vía telefónica que la sanción consistiría en entrar al despacho haciendo el pinguïno. Quien la hace la paga !

No se aprecia en el video, pero el cachondeo ya empezó en la puerta, cuando al llegar un vecino a su despacho se encontró con un tio con los pantalones bajados tocando el timbre XD

Comments

Leave a Reply